martes, 18 de agosto de 2015

La tristeza parece educada si se vive en soledad



Canal YouTube Tamara Blue
https://www.youtube.com/channel/UCVurR3kgnFyjeFjL-Y9-uwQ


Las estrellas siguen pudriéndose allí arriba mientras la vida sigue con su milagro y su castigo. Soy un útero de tierra sucia. Un estómago que pasa hambre. Unos pulmones infectados por el fango de la hemorragia sentimental. Sonrisas que tienen vocación de flor rota y herida y que echan de menos el líquido amniótico. Nuestros latidos son una vieja canción de guerra, ¿te conmueve? Yo prefiero idealizar el desgarro y sobrevivir un día más. Tengo alas de insecto corriendo por mis venas por masticar la mente reseca y hambrienta del amor. Nacemos para reproducirnos, no para ser felices, ¿arroparías a una grieta, le darías calor con tu cuerpo? A veces tengo la sensación de que solo escribo para cubrir la distancia entre mi miedo y yo. No soy ilusa: la empatía es la primera vía de contagio. La tristeza parece educada si se vive en soledad, si no salpicas a nadie con tus excesos.

Nunca he querido ser poeta, solo necesitaba ser amada. Que el amor rompiera mis huesos hasta llegar a mi mente, a mi médula, a la sangre, y se disolviera en todos los rincones que tiene y debe penetrar. La nevera sigue con su ruido, obsesionada por congelar su interior vacío. Perfecta metáfora del amor que siento por tu ausencia. Porque mi amor no perdona errores. Mi amor no me deja ser libre. No me deja masturbarme pensando en otros. Mi amor no me coge el teléfono ni responde a mis mensajes. Mi amor es un arlequín de guiño bipolar, un cuervo graznando entre el escote de las nubes. La noche desafía mi oscuridad y me coge fuerte de la mano, las mariposas de mi mente siguen jugando entre pavesas. El resto es silencio.

martes, 11 de agosto de 2015

El otro día vislumbré latidos con nombre de hogares detrás de unos hermosos ojos color muerte.

- No estás escribiendo…
- Estoy con mi tren, ¿te gusta? Lo acabo de comprar
- ¿Y desde cuando no escribís nada?
- Desde que estuve de viaje
- Quizás ya no tengas nada que decir, mira aquí te marqué varios trabajos posibles
- No necesito que me busques trabajo, estoy bien así, soy poeta
- ¿Qué oficio es ser poeta? Donde pone aquí: “Se busca poeta, buena remuneración” 



Vuelvo del trabajo a las dos y media de la madrugada cansado y alienado. Está siendo un verano muy estéril, no hay épica, no hay musa, parece que solo queda sobrevivir y no manchar de vulgaridad los lugares comunes de reposo existencial. Pornografía: aburrida. Alcohol: aburrido. Libros: apatía. Redes sociales: Asco. Me pongo un episodio de “Banshee”, serie violenta, divertida e inteligente. Pero estoy agotado, quizás mañana, ahora toca dormir, dejemos las muescas de transcendencia para otro momento.


Pero al infierno habitual se añade que mi vecino cani, típico gañan adolescente asiduo a los conatos violentos, tiene novia. Pero ella vive fuera de Madrid por lo que se relacionan a través de Skype. Es bueno que el amor entre en su vida, quizás dulcifique su naturaleza grotesca e inútil, quizás busque trabajo, deje de escuchar reggaetón y comience a levantar libros en vez de pesas. Pero de momento el único cambio son sus balbuceos sentimentales hasta las cinco de la mañana. Su habitación está justo encima de la mía, las ventanas abiertas, y él, insomne por las prosaicas necesidades amorosas, habla y habla sobre lo mucho que la echa de menos, sobre el gimnasio, las fiestas del fin de semana, lo incompetentes que son sus padres, sus pequeñas aventurillas del día a día. Incluso le habla de mí, al parecer tampoco le gusta mi música, pero por lo demás Ok.

No hay salvación para él, está condenado a la estupidez, quizás matarle sería una buena acción, como acabar con el sufrimiento de un animal atropellado. Pero no hay que ser soberbio, todos caemos alguna vez en las garras de paraísos perdidos, que disfrute de su amor de verano. Así podré escribir un poco más. Beber un poco más. Borrar el miedo, el ruido que hacen las mentiras, esas órbitas cementerio de idearios que no funcionan. Incógnitas, ¿es el odio fácil, el amor imposible y el sexo una estafa? ¿Es la belleza solo una fachada de carne inútil? Escribir es esforzarse en escuchar solo la voz del homicida, ese pájaro que corteja espejismos detrás de mis ojos, mientras intentas sobremorir entre el milagro y el castigo, entre los huecos eternos y la lealtad del viento.

domingo, 2 de agosto de 2015

Texto Recitado por Tamara Blue

  

La vida es un barco que se hunde, el capitán borracho y la tripulación enloquecida, ¿para que aprender a nadar? La vida es un abuso de posibilidades donde carniceros iletrados se turnan para manipular mi carne joven y enferma. Me cortan en pedazos pequeños, se los llevan a la boca y me saborean lentamente. Intento razonar con ellos pero es inútil: su mente tiene forma de polla. Una polla egoísta y decepcionante con una boquita minúscula que susurra mentiras, que dice: “mi amor”, “mi vida”, “mi musa”.

Y lloro, vomito, menstrúo, me deshago ante sus ojos sin que se den cuenta. De acuerdo, cumplid vuestra función, cuando eres joven la única tragedia es vivir en diferido. Dios existe y tiene coño, vive en los condones usados, en el silencio, en la analgesia extrema, en el papel higiénico que limpia el orgasmo, en el amante voraz que me hace daño al penetrarme, en la gravedad de mis venas y de mi miedo, en cada aborto mensual de mi coño, en todos esos miles de coágulos que tienen forma de niños no-natos, de pájaros rojos sin alas. Dios existe cada vez que me abro de piernas y cae insostenible la danza de espejos rojos. Soy mujer, demiurga, lame mi perfume de vida muerta que se atreve a manchar de rojo el reloj de la Naturaleza.

Una vez estuve internada. Fue algo temporal, solo un par de semanas. Estaba obsesionada con el hambre, tuve una crisis de ansiedad. Allí me atiborraron de pastillas. Una de mis compañeras de habitación lloraba por las noches por su bebe. Su bebe había muerto. Ella tenía quince años. Y luego se reía. No paraba de reírse. Como la tierra seca. Vaya historia, ¿eh? ¿Cómo, ya no quieres follar? ¿Por qué? Estamos conociéndonos, tú me dijiste que querías conocerme. Pues eso. Es cruel prometer que todo saldrá bien, disfrutemos el momento. Ven. Ya no hay infección. Alimentémonos de mi infertilidad.

***
Su canal YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCVurR3kgnFyjeFjL-Y9-uwQ